Skip to content

Malas noticias: Guatemala cae en índice de capacidad para combatir la corrupción

julio 7, 2020
Guatemala con mala calificación

En el segundo informe sobre el “Índice de Capacidad para Combatir la Corrupción (CCC)” elaborado por Americas Society/Council of the Americas (AS/COA) y Control Risks, para evaluar la capacidad de los países latinoamericanos para descubrir, castigar y prevenir la corrupción, señala “hostigamiento” a agentes que combaten la corrupción. Y de seguir así, esto se pondría peor. 

Tras la partida de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), respaldada por la ONU, el entorno anticorrupción de Guatemala sufrió un rápido deterioro durante el año pasado. El puntaje general del país en el Índice CCC cayó un 11% desde 2019. Este revés se debió principalmente a una caída del 15% en la subcategoría denominada Capacidad legal.

Después de su toma de posesión en enero, el presidente Alejandro Giammattei anunció la creación de una nueva Comisión Presidencial contra la Corrupción, prometiendo que la lucha contra la corrupción no se abandonaría después de la expulsión de la CICIG. Sin embargo, mientras que la agencia respaldada por la ONU disfrutó de una amplia autonomía para ayudar en las acciones de aplicación y las políticas anticorrupción, la nueva comisión opera bajo el poder ejecutivo y sus acciones en apoyo de la Oficina del Fiscal General (MP) serán mucho más limitadas.

Entonces, los agentes de la ley que estuvieron involucrados con la CICIG continúan siendo hostigados. Como consecuencia, los puntajes de eficiencia e independencia de las agencias anticorrupción, los fiscales y los sistemas judiciales han disminuido. El cambio más significativo fue una disminución del 33% en el puntaje de la cooperación internacional en la aplicación de la ley, un área en la que la CICIG se presentó como un experimento único.

Los puntajes de Guatemala en las instituciones de Democracia e Instituciones Políticas y en las subcategorías de la Sociedad Civil, los Medios y el Sector Privado también disminuyeron, aunque solo marginalmente. Con respecto a lo primero, el país ya estaba en una posición débil en el Índice CCC 2019, durante los últimos meses de la presidencia de Jimmy Morales. En el lado positivo, Guatemala tiene una sociedad civil vibrante, con ONG locales cada vez más fuertes y, a diferencia de otros países, el tema de la anticorrupción se ha mantenido en el centro y la atención de los ciudadanos en los últimos años.

CUESTIONES CRÍTICAS PARA MONITOREAR

La mayoría de los analistas anticorrupción independientes creen que la reacción del establecimiento político contra la CICIG y sus socios guatemaltecos no ha terminado, y el Congreso probablemente se moverá para socavar aún más las investigaciones anticorrupción. El esfuerzo puede incluir la reducción de condenas por delitos de cuello blanco, violaciones de financiamiento de campaña y fraude fiscal.

La selección de magistrados para los tribunales clave seguirá siendo un tema muy delicado. Los nuevos jueces del Tribunal Constitucional serán elegidos en algún momento en 2020. En marzo, la sesión en el Congreso para elegir a los jueces del Tribunal Supremo Electoral se cerró a la prensa. Hace unos meses, el proceso de selección de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) se suspendió en medio de acusaciones de corrupción.

La administración de Giammattei ha estado desplegando un fondo de asistencia sin precedentes de $ 1.4 mil millones para luchar contra COVID-19. Dadas las debilidades crónicas de Guatemala en la contratación pública y áreas relacionadas, es probable que aumente el riesgo de corrupción.