Skip to content

Caso Blanca Stalling: lo que empezó con una peluca terminó en su reinstalación

abril 15, 2023
Caso Blanca Stalling: lo que empezó con una peluca terminó en reinstalación

Esta es una línea de tiempo del Caso penal contra Blanca Stalling, magistrada de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), quien tras permanecer suspendida desde 2017 bajo acusaciones de corrupción, en 2022 logró su reinstalación y que su caso quedara cerrado.

“Stalling es una de las personas beneficiadas por la impunidad que impera en Guatemala”, han denunciado diversas organizaciones de la sociedad civil.

A continuación se enlistan los principales eventos que ocurrieron durante el proceso penal contra Blanca Stalling.

Contenido

La peluca de Blanca Stalling

A la magistrada se le sindicaba del delito de tráfico de influencias y resistencia con agravación de la pena, después de que fue denunciada por el juez Carlos Ruano, el 10 de enero de 2017

Stalling presionó al juez para que dictara una medida a favor de su hijo: Otto Molina Stalling, implicado en el caso IGSS-Pisa, por supuestamente cobrar comisiones ilícitas en contratos con el Seguro Social.

Tras la denuncia, la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI), en ese entonces dirigida por Juan Francisco Sandoval, y la CICIG a cargo de Iván Velásquez, presentaron una solicitud de antejuicio en contra de la togada.

El 2 de febrero de 2017, con 119 votos a favor y cinco en contra, los diputados del Congreso retiraron la inmunidad para que fuera investigada por tráfico de influencias.

La magistrada fue capturada el 8 de febrero de 2017, durante un operativo de la CICIG y el Ministerio Público (MP). La detención se llevó a cabo en el interior de una abarrotería ubicada en la zona 9 capitalina.

En ese momento, Stalling utilizaba una peluca, pants y lentes oscuros para evitar ser reconocida por las autoridades. Además, se le decomisó un arma de fuego en el bolso.

El audio de la magistrada

La FECI presentó como pruebas los audios grabados por Ruano, los cuales fueron la evidencia central de cómo Stalling intentó convencerlo.

“Entonces yo si le pido Lic., y si en sus manos está, y en los otros jueces, en las manos de ustedes está la posibilidad de una medida sustitutiva, como le digo, no se va a ir pues no tiene pasaporte, no tiene pasaporte vigente no tiene visa, perdió su trabajo en la Contraloría. Él ya no estaba en el IGSS, estaba en la Contraloría de Cuentas, de jefe, de subdirector del área de verificación de inversiones en las municipalidades y todo eso, entonces perdió su trabajo, su hijo creciendo sin papá, tiene un año y meses, entonces, desde luego, si está en sus posibilidades adelante el proceso pues”, se escucha decir a la togada en el audio.

Un día después de la captura, el juez Séptimo de Primera Instancia Penal, Adrián Rodríguez, la ligó a proceso y envío a prisión preventiva por el delito de tráfico de influencias.

En mayo de 2017, el juez Octavo de Instancia Penal, Carlos Toledo, la procesó y envío a prisión por el delito de resistencia al arresto con agravación específica, con lo cual, en ese entonces, sumaba un segundo proceso penal en su contra.

Arresto domiciliario y sin pago de fianza

Aunque una Sala de Apleaciones en marzo 2017 había determinado favorecer a Stalling con arresto domiciliario, con una fianza por Q300 mil, a Stalling fue beneficiada con arresto domiciliario sin pago de fianza, según resolvió Abelina Cruz Toscano, suplente del Juzgado Décimo de Instancia Penal, durante una audiencia sorpresiva y sin acceso al público que se realizó el 16 de agosto del 2018.

Tras dicha resolución, el MP impugnó y la Sala Primera de Apelaciones Penal anuló la resolución y le ordenó al Juzgado Décimo Penal repetir la audiencia. Sin embargo, la magistrada continuó en libertad.

El 6 de febrero de 2019, el juez Décimo de Primera Instancia Penal, Víctor Cruz, resolvió que Stalling debía permanecer en libertad.

Más beneficios para Stalling

En 2021, fue incluida en la Lista Engel, por haber estado implicada en actos significativos de corrupción.

Ya con Consuelo Porras al frente del MP, Rafel Curruchiche como jefe de la FECI, sin la CICIG en el país, y como agregado, un juez cuestionado a cargo de este caso, de a poco, vinieron otros beneficios para Blanca Stalling.

Tras varios retrasos para reanudar una audiencia de etapa intermedia, el 29 de junio de 2022, el juez Cruz declaró sobreseimiento a favor de la magistrada por el delito de tráfico de influencias y resistencia con agravación específica.

Con este fallo, el juzgador cerró el proceso penal y cesó la medida de coerción de arresto domiciliario que en su momento le fue otorgado.

El 5 de julio de 2022, Curruchiche (quien también está incluido en la Lista Engel) explicó que, debido a que encontró varias falencias en el caso contra la magistrada, no presentaría ninguna apelación a lo resuelto por Cruz.

Después del fallo a su favor, el 7 de julio de ese mismo año, la magistrada pidió ser reinstalada en su cargo en la CSJ.

Fue el 14 de septiembre de ese año, que el pleno de magistrados de la Corte Suprema de Justicia acordó que fuera reinstalada como Vocal VII para integrar la Cámara Civil. Además, se ordenó que le realizaran los pagos que dejó de percibir desde 2017 cuando fue separada del cargo.

Antejuicio al juez Ruano

El 8 de febrero de 2023, el pleno de la CSJ dio trámite al antejuicio contra el juez Carlos Ruano, quien fue denunciado por Ricardo Méndez Ruiz, presidente de la Fundación contra el Terrorismo (FCT).

En este nuevo caso, Méndez Ruiz dice que el juez actuó de forma delictiva al denunciar a Blanca Stalling. La denuncia fue hecha por los delitos de usurpación de funciones, resoluciones violatorias a la Constitución, incumplimiento de deberes en forma continuada, abuso de autoridad y simulación de delito.

La CSJ designó al magistrado Néctor de León, de la Sala Cuarta de Apelaciones, como el juez pesquisidor del caso contra Ruano.

En 2021, Ruano fue premiado por Estados Unidos como uno de los actores anticorrupción más destacados del país.